Mejores bicicletas de montaña para niños en 2020

A los niños les encanta montar en bicicleta. Están llenos de energía y pueden pasar largas horas pedaleando en compañía de sus padres o de sus amigos.

La bicicleta de montaña para niños es ideal, porque con ella pueden montar bici en la ciudad y pueden ir contigo a recorrer senderos en espacios naturales.

Esto es muy positivo porque, al mismo tiempo que los niños se divierten, desarrollan una actividad física muy completa que resulta muy beneficiosa para su desarrollo. La práctica del ciclismo y el deporte en general en la montaña y la naturaleza, es muy beneficiosa para la salud de todos, en especial de los niños.

Un niño necesita una bicicleta bien diseñada, resistente y segura, en definitiva, una bicicleta de calidad, capaz de sobrevivir al duro trato al que la va a someter todos los días, preparada para la montaña (también conocida como bicicleta MTB) que a su vez sirva para la ciudad y cualquier otro terreno.

Aquí te contamos lo que necesitas saber acerca de las bicicletas de montaña para niño, así puedas elegir la más adecuada para tu hijo.

Beneficios del ciclismo para los niños

Montar en bici es una actividad física muy completa, que ayuda al niño a desarrollar sus capacidades motoras al tiempo que ejercita sus músculos y huesos. También les permite desarrollar disciplina y habilidades sociales.

Entre los numerosos beneficios que aporta la práctica del ciclismo para los niños encontramos:

Fomenta la coordinación y el equilibrio

La coordinación que pueda desarrollar un niño influye de manera notable en los procesos de aprendizaje de técnicas y destrezas específicas. Es una cualidad muy importante para que el niño se desenvuelva con soltura durante todo su proceso de desarrollo.

Por otra parte, el equilibrio juega un importante papel en el control corporal. Es la base de una buena coordinación.

Promueve el desarrollo intelectual

La realización de actividades físicas contribuye a mejorar la atención y la memoria del niño.

Cuando un niño realiza actividad física con frecuencia, en especial si se trata de ejercicios cardiovasculares, el sistema nervioso consigue un mejor desarrollo.

Esto es gracias a que durante el ejercicio se liberan sustancias como la dopamina, la serotonina, la adrenalina y la noradrenalina. Estas son responsables de modular y consolidar los procesos cognitivos.

Previene enfermedades mentales

El ejercicio físico, practicado como hábito desde muy temprana edad, contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades mentales, tales como la depresión y la ansiedad. También mejora de forma considerable el estado de ánimo.

Mejora el rendimiento académico

La práctica de ejercicios aeróbicos, entre los que se encuentra el ciclismo, permite a niños y adolescentes optimizar su rendimiento académico y lograr mejores calificaciones.

Mejora la autoestima

La autoestima es fundamental para el desarrollo del niño. De ella depende cómo se desenvuelve durante el proceso de aprendizaje, la forma de relacionarse con sus semejantes y, en general, ser más feliz.

La práctica del ciclismo ayuda al niño a desarrollar destrezas que lo harán sentirse confiado, seguro, valioso y competente.

El ciclismo es salud

El niño que monta bicicleta con regularidad ejercita sus articulaciones, haciéndolas más flexibles y fuertes.

También incrementa su capacidad respiratoria, fortalece su sistema inmunitario y aumenta la cantidad de calcio presente en los huesos haciéndolos más resistentes.

Es también una manera eficaz de prevenir la obesidad infantil y favorecer el sistema circulatorio.

El ciclismo es una actividad deportiva que ofrece diversión a los niños al tiempo que los mantiene alejados de los videojuegos y de los dispositivos electrónicos, poco convenientes en plena infancia.

Promueve los valores sociales

El trabajo en equipo, la solidaridad, la tolerancia, la importancia del esfuerzo y la disciplina para lograr las metas se ven potenciados en los niños que practican algún deporte.

El ciclismo representa para un niño un medio de diversión, que al mismo tiempo contribuye con su desarrollo integral.

Estimula la conciencia ecológica

El niño que monta bicicleta desde pequeño encuentra en ella un buen medio de transporte con el que puede ir a todas partes. Cuando llegue a la edad adulta es muy probable que siga utilizando la bici para viajar por dentro de la ciudad.

El ciclismo de montaña permite al niño entrar en contacto con la naturaleza, haciendo que sea más sensible con el cuidado del medio ambiente.

Promueve el respeto a las normas

Cuando utilizas la bicicleta con tu hijo, bien sea por la ciudad o en la montaña, le puedes enseñar a respetar las normas de circulación y a transitar por las vías destinadas a ciclistas.

El niño, cuando sale contigo a pasear en bici, aprende a conocer que hay límites que debemos respetar para lograr una sana convivencia social.

Aprende a identificar peligros y riesgos

El niño que practica ciclismo aprende a concentrarse, a prestar atención al trayecto y los riesgos implícitos. Esta cualidad luego podrá extrapolarla a otras actividades a lo largo de su vida, tomando en cuenta las medidas de prevención que debe adoptar para evitar accidentes.

Iniciando a tu hijo en el ciclismo

Bien sea ciclismo de montaña o en ciudad, cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje para desarrollar la habilidad para conducir una bicicleta.

La forma en cómo abordes los primeros pasos será determinante en el gusto que adquiera el niño para la práctica de esta actividad deportiva.

Los más pequeñines es ideal que cuenten con un triciclo, que es un vehículo muy estable y fácil de manejar.

La primera bicicleta de tu hijo debe tener ruedines que ayuden a mantener la estabilidad. De esta manera el niño se irá familiarizando con los pedales, el manillar y los frenos sin tener que lidiar con el equilibrio.

Como cada niño aprende a su propio ritmo, nuestro consejo es que le quites los ruedines a la bici cuando él te lo pida. Dile que haga la prueba y que, si no se siente seguro, no se preocupe que se los pondrás de nuevo.

De ninguna manera lo presiones, porque podrías hacer que termine teniendo miedo a montar en bicicleta, forzándolo a desistir en sus intentos por aprender. Ayúdalo a ganar confianza poco a poco.

¿Diversión o competición?

Un niño puede desarrollar grandes destrezas con una bicicleta de montaña. Pero de ahí a que quiera participar en competiciones hay un largo camino.

Llévalo contigo, enséñale técnica y diviértete con él. Si quiere llevar la práctica del ciclismo a otro nivel, él mismo te lo dirá. Si llega el día en que manifiesta que quiere participar en competiciones, prepara un plan de entrenamiento acorde con su edad.

El rendimiento se desarrolla poco a poco

El programa de entrenamiento en ciclismo de montaña para un niño debe ser enfocado a que disfrute al máximo. Presionarlo y agotarlo hará que aborrezca la bici.

Programa paseos cortos que demanden de gran esfuerzo físico. De ser posible, que sean en grupo. Tras cortos e intensos recorridos los niños se cansan, pero con una pausa para descansar, se recuperan con rapidez y están listos para continuar.

Poco a poco serán capaces de recorrer mayores distancias, e irán mejorando su desempeño. Recuerda en todo momento que se trata de niños, que para que le tomen cariño a la actividad debe realizarse como una diversión y no como una obligación.

Es bueno que vayas tomando nota de sus logros y hacérselo saber. El estímulo positivo hará que quiera aprender más, con lo que podrás canalizar un entrenamiento que tu hijo disfrute a plenitud.

Todo lo que pueda aprender tu hijo de todo lo relacionado con la práctica del ciclismo podrá aplicarlo a otros ámbitos de su vida, convirtiéndolo será una persona feliz y enfocada al éxito.

Cómo elegir la mejor bicicleta de montaña para niño

Para un niño aprender a montar en bicicleta es un proceso gradual que va desarrollando poco a poco. Cuando comienzan a caminar les damos sus pequeños andadores sobre los que se montan, correteando por la casa de un lado a otro.

Cuando ya tienen algo más de tamaño aprenden a pedalear con los triciclos, que también los ayudan a dominar el manillar.

Más adelante, bicis con ruedines hasta que se sueltan.  Y de ahí en adelante no paran y van desarrollando destrezas que los llevan a atreverse a más.

Un niño necesita una bicicleta adecuada para cada etapa de su desarrollo con la que pueda divertirse y ejercitarse.

Lo primero que debes tener claro es que una bicicleta de montaña para niños no es un juguete. La que escojas para tus niños tiene que ser de buena calidad.

Los fabricantes reconocidos conocen muy bien cómo debe ser una MTB para niños, dedicando mucho tiempo y recursos para ofrecerte el mejor producto.

En función de la edad y la estatura del niño encontrarás en el mercado bicicletas de montaña con diferentes diámetros de ruedas y tamaños de cuadros.

Los mejores fabricantes ofrecen MTB para niños que ofrecen la posibilidad de ajustar la altura del manillar y del sillín, pudiendo adaptar la bici según el niño va creciendo.

Lo ideal es que cambies el tamaño de la bicicleta de montaña de tu hijo cada dos años. Sabemos que esto puede ser un golpe para el presupuesto familiar, pero es importante tener en cuenta que la bici debe tener las dimensiones acordes según la edad.

Además, la bici que le queda pequeña puede utilizarla algún hermano o primo más pequeño. E incluso podrías venderla y recuperar parte de la inversión.

El tamaño de bici de montaña ideal para un niño

Para saber cuál es el tamaño apropiado de MTB para tu hijo la altura del sillín debe ser parecida a la distancia que hay de la entrepierna del niño al suelo. Con esta altura el niño siempre podrá apoyar los pies y se sentirá seguro.

Las mejores bicicletas de montaña para niño

Tras hacer una revisión de las Mountain Bike para niño que ofrecen los mejores fabricantes, te mostramos aquí las que consideramos las mejores y más seguras. Para que tu hijo disfrute al máximo del ciclismo de montaña y de paseos por la ciudad.

Orbea

Este fabricante nos ha desarrollado el sistema Grow de aprendizaje gradual, que está conformado por los siguientes modelos de bicicletas de montaña para niños:

Grow 0: 2 a 4 años

Grow 1: 3 a 5 años

Grow 2: 5 a 9 años

Estas bicicletas están hechas con componentes de aluminio adaptados para uso infantil.

bicicleta de montaña para niños orbea grow

El Modelo Grow 0, sin pedales, equipado con ruedas de 12 pulgadas de diámetro, está diseñado para que el niño desarrolle el equilibrio y la maniobrabilidad dinámica. Es perfecto para niños y niñas.

Con esta bici sin pedales, los niños se impulsan con los pies y los suben para desplazarse.

Los modelos Grow 1 y Grow 2 están concebidos para que el niño adquiera destrezas en pedaleo y frenado. El cuadro es ajustable en tres direcciones, para adecuarla al tamaño del niño a medida que crece. También se pueden ajustar el manillar y el sillín.

Ultrasport

bicicleta de montaña para niños ultrasport

Es una bicicleta de montaña para niños fabricada con componentes de aluminio. Viene con ruedas de 26 pulgadas y la altura del cuadro es de 39 centímetros. Tiene un cambio Shimano Rapid Fire de 21 marchas, horquilla de suspensión y frenos de disco en ambas ruedas.

Viene provista de reflectores delanteros y traseros, reflectores en los radios y portabotella. Es recomendable a partir de 160 centímetros de estatura.

Townsend Spyda

bicicleta de montaña para nniños townsend spyda

Esta bicicleta de montaña es apta para niños de 5 a 7 años. Está equipada con ruedas de 16 pulgadas de diámetro. Con doble suspensión resulta muy cómoda y estable para los pequeños ciclistas. El manillar semielevado permite diferentes ajustes de altura.

Con frenos del tipo V Brake, con manetas adecuadas para los niños y empuñaduras de tacto suave, es una buena opción para garantizar la diversión en todo tipo de terrenos.

BIKESTAR

Esta hermosa bicicleta de montaña para niños tiene ruedas de 26 pulgadas de diámetro elaboradas en aleación de titanio que las hace muy resistentes al impacto.

Los poderosos neumáticos antideslizantes MTB profesionales garantizan la mejor tracción para transitar con seguridad por todo tipo de terrenos.

Es una bicicleta robusta, duradera, potente y muy segura para lograr el mejor desempeño. Hará que disfrute en recorridos largos, ascensos por subidas empinadas y descensos rápidos.

Otros tipos de bicicletas de montaña